El HUBU recibe el sello de excelencia en acreditación asistencial de cardiología

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
152985_1

 

El Hospital Universitario de Burgos ha sido reconocido esta mañana, junto con otros trece hospitales de ocho comunidades distintas, por su labor asistencial en insuficiencia cardiaca. De esta forma, el HUBU forma parte de un proyecto español pionero a nivel europeo en la acreditación nacional de la excelencia asistencial en cardiología.

En este sentido, la Sociedad Española de Cardiología ha empezado, a través de su programa SEC-Excelente, con el análisis y acreditación de las Unidades de Insuficiencia Cardiaca (IC) en nuestro país. Y es que el tratamiento de la insuficiencia cardiaca resulta un asunto de creciente importancia para nuestro Sistema Nacional de Salud, al tratarse de la primera causa de hospitalización en mayores de 65 años y destinarse el 2-3 % del gasto sanitario total.

El programa SEC-Excelente persigue integrar, dar coherencia y completar las numerosas actividades y programas de mejora de calidad. El objetivo último es reducir la mortalidad y aumentar la calidad de vida de los pacientes con cardiopatía.

Junto al Hospital de Burgos han sido reconocidos otros trece hospitales: Complexo Hospitalario Universitario A Coruña, Hospital Universitario Central de Asturias, Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Hospital Universitari de Bellvitge de Barcelona, Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia, Hospital General Universitario J.M. Morales Meseguer de Murcia, Complejo Hospitalario Universitario de Granada, Complejo Hospitalario de Jaén, Hospital Comarcal San Juan De la Cruz de Úbeda, Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, Hospital Marina Salud de Denia y Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Badalona.

A lo largo de este año, en una segunda fase, la SEC tiene previsto conceder este sello de calidad a diez hospitales más.

Acreditación de excelencia asistencial en IC

La SEC ha establecido tres tipos de unidades de insuficiencia cardiaca dependiendo de sus características y del tipo de hospital del que dependen: comunitaria, especializada y avanzada. Según el tipo de unidad del que se trate, se requieren unos criterios específicos para optar a la certificación.

El proceso de acreditación consta de tres fases: revisión de la documentación solicitada, auditoría, e informe con observaciones y recomendaciones de mejora. Si la valoración final del Comité Científico es favorable, la SEC emitirá un certificado de acreditación de la unidad, reconociendo el cumplimiento de los estándares establecidos. Los procesos de acreditación son exigentes para conocer que las unidades de IC existentes en nuestros hospitales cumplen los máximos estándares de calidad asistencial.

Insuficiencia cardiaca, una enfermedad en aumento

La insuficiencia cardiaca es la forma terminal de todas las cardiopatías. Es una enfermedad que impide el correcto bombeo del corazón, haciendo que no llegue suficiente riego sanguíneo al organismo y que se acumulen los líquidos que el corazón no bombea adecuadamente.

Para su tratamiento se requiere un abordaje multidisciplinar que contempla un amplio abanico de profesionales, incluyendo cardiólogos, cirujanos cardiovasculares, médicos internistas, médicos de atención primaria, además de enfermeros especializados. De hecho, todos estos profesionales forman parte de las unidades de insuficiencia cardiaca.

Según un reciente estudio español publicado en PLOS ONE, el 1,2 % de la población general padece IC. Esta enfermedad está presente en un 2,7 % de los mayores de 45 años y el 8,8 % de los mayores de 74 años, unas cifras que se van incrementando cada año al aumentar la edad y la mayor supervivencia de otras enfermedades cardiacas agudas.