La Unidad de Sueño del HUBU examinará los casos de apnea de sueño para evitar accidentes de tráfico

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
apnea_1

BURGOS, 4 MAYO. El doctor Joaquín Terán Santos, responsable de la Unidad Multidisciplinar de Sueño del Hospital Universitario de Burgos, lidera un trabajo de Unidades de Sueño coordinadas con los centros de reconocimiento de conductores y Atención Primaria para reconocer y examinar los casos de conductores con apnea del sueño con el ánimo de mejorar su atención en la carretera y evitar así accidentes de tráfico.

Un grupo de expertos de diferentes sociedades médicas e instituciones ha elaborado una guía que contiene cuestionarios de cribado de apnea de sueño, criterios de diagnóstico y tratamiento, además de modelos estandarizados de informes a completar por los médicos, en aras reconocer la apnea del sueño antes de dar el permiso de conducir. El objetivo es reconocer a conductores noveles o veteranos que puedan padecer la enfermedad para evitar siniestros en la carretera.

Terán es responsable de un estudio que ya se ha puesto en práctica en el complejo asistencial burgalés y que busca reconocer trastornos asociados a la apnea del sueño entre la población burgalesa. “Tener apnea de sueño no tratada incrementa los riesgos de accidente””, sostiene el facultativo, que recalca que “el estudio no es un cribado para ver quién puede o no conducir”, sino una guía de ayuda para mejorar la vida de las personas que padecen apnea del sueño y tienen que coger el coche para ir a trabajar o desplazarse.

“Lo que buscamos es hacer la vida más fácil a las personas que padecen o pueden padecer apnea del sueño”, apostilló el neumólogo, que reconoce que el objetivo del estudio es que los pacientes “tratados y controlados” puedan obtener y renovar el permiso de conducción.

La Directiva 2006/126/CE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre el permiso de conducción recoge las capacidades físicas y mentales mínimas que deben cumplir las personas que opten a la concesión de un carné de conducir. La misma tiene en cuenta enfermedades visuales, auditivas, neurológicas, del sistema locomotor, abuso de drogas o epilepsia, entre otras. 

APNEA DEL SUEÑO

El síndrome de la apnea del sueño (SAS) viene determinado por la existencia de pausas respiratorias recurrentes durante el sueño, con una duración superior a 10 segundos y con un mínimo de 5-10 episodios por hora. En esas pausas respiratorias se produce un descenso de la saturación arterial de oxígeno superior a un 4 por ciento de la basal. Los episodios reiterados de apnea durante el sueño provocan despertares que ponen en marcha la respiración.

El origen puede ser central por disminución de las órdenes emitidas del centro respiratorio, obstructivo por bloqueo de las vías respiratorias superiores a pesar del impulso por respirar, o mixto. El más frecuente es el SAS obstructivo.Es una enfermedad con una prevalencia del 3-4 por ciento de los adultos y que se diagnostica mediante polisonografía nocturna.