El Hospital Universitario de Burgos celebra su quinto aniversario

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
hubu_foz5858

El Hospital Universitario de Burgos (HUBU) abrió sus puertas en junio del año 2012 y, en estos cinco años de andadura, ha atendido ya  2.500.000 consultas de los ciudadanos burgaleses. Asimismo, han ingresado en sus habitaciones 195.000 pacientes, se ha traído al mundo a 10.000 bebés en sus paritorios y se han realizado 110.000 intervenciones quirúrgicas en sus quirófanos, según informaron fuentes de la Consejería de Sanidad

El Salón de Actos del Hospital Universitario de Burgos celebró esta mañana el acto de celebración de un quinto aniversario en el que se puso en valor la «profesionalidad» de las personas que día a día han avanzado en la gestión de lo que para la Junta de Castilla y León es «uno de los mejores hospitales de la región y de España». Así lo aseveró el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado quien resaltó la «gran capacidad» de los profesionales médicos que han sido capaces de adaptarse a una tecnología puntera. Asimismo, destacó que el número de profesionales ha aumentado en 200 empleados públicos en los últimos años.

Los profesionales fueron precisamente quienes tomaron la palabra en una mesa redonda que se desarrolló tras los discursos del gerente del HUBU, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso, y el alcalde de Buergos, Javier Lacalle, que moderó la presidenta de la Asociación de Periodistas de Burgos, Mar González Mena. En la misma, participaron el jefe del Servicio de Psiquiatría, Jesús de la Gandara; el jefe del Servicio de Cirugía Infantil, Jesús Manuel Gutiérrez; el jefe del Servicio de Digestivo, Federico Sáez Royuela, y el subdirector de Enfermería, Carmelo Villafranca.

El HUBU es una moderna infraestructura dotada con avanzados equipamientos y la última tecnología. En él trabajan 3.100 profesionales y cuenta con una capacidad de hospitalización de 744 camas, que se completa con un área de consultas dotada de 190 locales y medio centenar de gabinetes de exploración.

En este centro de atención especializada se han atendido 600.000 urgencias desde su puesta en marcha, tanto pediátricas como generales. Estos dos tipos de asistencia de emergencia se atienden además en circuitos separados para garantizar que cada grupo poblacional tiene la mejor asistencia posible y la más adaptada a las necesidades de su edad.

En el área quirúrgica se dispone de 26 quirófanos, dos de ellos paritorios; y todos ellos integrados y digitalizados. Y las personas que lo necesitan son atendidas en las áreas de críticos, formadas por una UVI de adultos y otra para pacientes infantiles.

Asimismo, podemos especificar que los servicios quirúrgicos están, a su vez divididos en unidades funcionales como, por ejemplo, otorrinolaringología, cirugía plástica, neurocirugía, cirugía general, cirugía otoneurológica o cirugía pediátrica –dentro de la que se incluyen también especialidades como urología, cirugía torácica, colorrectal o fisura labiopalatina.

En el Hospital Universitario de Burgos se presta especial atención a la calidad de los diagnósticos para lo que se utilizan técnicas innovadoras como el estudio del ganglio centinela; se implantan programas como el de cribado del cáncer colorrectal, el ‘Código infarto’ o el ‘Código ictus’; y se emplea la tecnología disponible para la realización de pruebas diagnósticas eficientes. En este tiempo se han llevado a cabo 55.000 resonancias nucleares magnéticas, 100.000 TAC y 35 millones de pruebas de laboratorio.

Dentro del apartado del equipamiento tecnológico hay que reseñar que el HUBU cuenta dos equipos de radioterapia con planificador, un neuronavegador, un arco en C para quirófano híbrido de cirugía vascular o dos gammacámaras robotizadas. Esta apuesta por el I+D+i se completa con la digitalización de todos los equipos de alta tecnología, la puesta en marcha de un laboratorio totalmente robotizado y el impulso de un hospital “sin papeles” a través de la gestión electrónica de los 40 puestos operativos en el servicio de hemodiálisis integrada y el desarrollo de la historia clínica digital y la aplicación Jimena.

Siempre a favor de la innovación

En el Hospital Universitario de Burgos se han creado nuevos servicios como el de hospitalización limitada, la unidad de corta estancia -en la que se ha atendido ya a 4.500 personas-, la hospitalización a domicilio -con 10.000 usuarios en estos años-, o el hospital de día -en el que se han asistido ya 220.000 casos-.

Además, la incorporación de nuevas técnicas es uno de los puntos en los que el HUBU adquiere una gran notoriedad, incrementando la calidad de la atención y tratamiento de los pacientes con innovación y mejoras organizativas. Aquí destaca la aplicación de la cirugía artroscópica de cadera, tobillo y hombro, la ortopedia infantil, los rescates de cadera en el adulto, la unidad multidisciplinar de infecciones osteoarticulares, la creación del área de expectantes en el servicio de obstetricia o la consolidación de la cirugía laparoscópica, entre otros.

Esta apuesta por la tecnología y los avances también se ha  podido observar en los servicios médicos del centro asistencial, con acciones como la incorporación de las técnicas de endoscopia avanzada en la atención a los problemas digestivos o la puesta en marcha de las unidades funcionales de enfermedades autoinmunes,  infecciosas y de riesgo cardiovascular.

Además, en este lustro, se ha empezado a realizar ecografías pulmonares, se ha desarrollado la unidad de hemodinámica y se han realizado angioplastias de rescate. El centro cuenta una unidad de pie diabético y con el primer centro de la Comunidad íntegramente informatizado en el área de diálisis.

Evolución asistencial

En estos cinco años el Hospital Universitario de Burgos ha registrado un incremento considerable de la actividad. Lo que se refleja en el aumento de un 40 % que ha experimentado la cirugía programada con recursos propios, o en el ascenso de un 10 % de las atenciones realizadas en el área de urgencias. Esto último no se ha traducido sin embargo en un incremento de las urgencias ingresadas, las cuáles han disminuido un 14 %. 

Además el HUBU se ha convertido en centro de referencia nacional y regional para áreas como la cirugía plástica (implante de miembros), cirugía pediátrica compleja, intensivos pediátricos, radiocirugía y radioterapia, medicina nuclear, neurocirugía, hemodinámica, angiología y cirugía vascular, unidad de ictus y trastornos del movimiento o radiología intervencionista, entre otras. Y ha consolidado la importante labor de las 36 unidades de enfermería con proyectos como la creación de consultas con agenda propia en once especialidades sanitarias, o la incorporación de la gestión clínica en las mismas.Mantener esta evolución es también una de las metas de futuro del centro asistencia y, para lograrlo, es necesario apostar por dos pilares fundamentales de la misma: la investigación y la formación.

En el primer campo el hospital ha acogido desde 2012 más de 40 tesis doctorales y 1.750 proyectos de investigación. Además, durante el año 2016, ha registrado un enorme repunte de la producción científica que se ha reflejado en 189 publicaciones en revistas científicas tantos nacionales, como internacionales

Por otro lado, la formación se consolida como estrategia para mejorar el perfil de los profesionales y su desarrollo en competencias específicas relacionadas con su puesto de trabajo. Para el año 2017 hay previstas 144 ediciones de cursos, con 2.810 participantes y un total de 1.472 horas lectivas.

El objetivo final de estos cinco años de actividad ha sido, en definitiva, incrementar la calidad de la atención sanitaria que reciben los ciudadanos, cuidando de su salud siguiendo siempre las directrices del ‘Plan de calidad del modelo EFQM’ y realizando encuestas entre los trabajadores y usuarios de las instalaciones para seguir mejorando.