Recomendaciones COVID-19 para consultas privadas

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
recomendaciones_covi-10

 

En relación con la pandemia del COVID-19 y en lo que refiere al ámbito de la asistencia en las consultas privadas, el Colegio de Médicos igual que otros Colegios a nivel nacional, quiere, dado que hasta el momento las consultas privadas no han sido objeto de ninguna instrucción específica por parte de nuestras autoridades sanitarias, hacer las siguientes consideraciones.

1.      Es nuestro deber aunar esfuerzos y mostrar, aún más en estos momentos, la máxima colaboración, disponibilidad y profesionalidad con las autoridades sanitarias y con la ciudadanía.

2.      Hasta el momento las consultas privadas no han sido objeto de ninguna instrucción imperativa específica por parte de las administraciones públicas competentes. Por lo tanto, los profesionales de la medicina privada pueden seguir ejerciendo, atendiendo a las recomendaciones generales emitidas en materia de prevención y cuidados.

3.      Se recomendará a los pacientes que SOLO acudan a consulta en caso de URGENCIA o por motivos ineludibles de prescripción médica o parte de baja/alta médica, valorar las restricciones de las consultsa presenciales y las que sean ineludibles. A cambio potenciar las consultas telemáticas

4.      Gestionar las citas para evitar la confluencia de pacientes en la sala de espera

5.      Se recomienda la atención a todos los pacientes con mascarilla quirúrgica. Al finalizar la consulta se desechará, al igual que se deberá hacer, inmediatamente, después de un caso sospechoso. Las mascarillas no pueden ni deben esterilizarse. El germen podría sobrevivir en ellas hasta 4 meses

6.      El fonendoscopio, el pulsioxímetro y todo aquel material de diagnóstico que haya sido utilizado se desinfecta de manera óptima con alcohol.

7.      Mantener ventilado, en la medida de lo posible y frecuentemente, el espacio de trabajo (recibidor, sala de espera, consulta o despacho) y reforzar la limpieza de los espacios de trabajo, forrando con papel los brazos de butacas u otros elementos que puedan usar los pacientes-clientes para acomodarse durante la visita.

8.      Es IMPERATIVO lavarse las manos después de cada visita o entrevista, con agua y jabón o desinfectante de manos

9.      Implementar cualquier otra medida que, por las particularidades de la instalación y del tipo de consulta y especialidad, respondan al criterio profesional de cada médico.

10.  Con independencia del ámbito -público o privado- desde el que se ejerza, la profesión médica comparte un mismo compromiso: la salud de los pacientes. Atendiendo a esta responsabilidad, es nuestro deber ponernos a disposición de las autoridades de salud cuando así se nos exija ante situaciones de crisis sanitaria como la actual.

11.  Mantener la distancia de seguridad recomendable, un mínimo de un metro, siempre que sea posible o incluso abordar al paciente por detrás.