El doctor Jiménez cree que la bioética es más necesaria que nunca “ante una medicina que se ha complicado en los últimos 50 años”

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
maternidad

Incorporar valores al ejercicio de la medicina es el principal objetivo que aborda la bioética. Un concepto que se encuentra relacionado desde hace décadas con los facultativos y que desde hoy y hasta el 21 de octubre protagoniza el XIII Congreso Nacional de la Asociación de Bioética Fundamental y Clínica (ABFyC) donde participan 150 profesionales de toda España.

El doctor Javier Jiménez, jefe del Servicio de Oftalmología y presidente de la Comisión de Bioética del Hospital Universitario de Burgos, entiende que “el ejercicio de la medicina no se entiende sin cuestiones como la amabilidad al paciente, el trato cercano, la cordialidad o la educación”. Asuntos que aborda un concepto “muy amplio” que ya se estudia en las facultades de Medicina y que ahonda en otros aspectos como la autonomía del paciente o aquellos que tienen que ver con realidades del siglo XXI como la asistencia a mayores o la maternidad subrogada.

En declaraciones al Colegio de Médicos de Burgos, el doctor Jiménez, responsable del congreso, considera que la bioética también “implica la incorporación de valores de justicia sanitaria” en pro al aprovechamiento de los recursos sanitarios. “En este punto hay que tener en cuenta que si gastamos mucho en algunos pacientes, otros pueden quedarse sin la atención necesaria”, apostilló el facultativo, que aboga por “ejercer de una forma sensata porque no tiene mucha lógica llevar a un paciente de 97 años con un cáncer terminal a la UVI”.

Retos de una “medicina que se ha complicado”
Consciente de los retos que tiene la medicina del siglo XXI, Jiménez reconoce que “la medicina se ha complicado mucho en los últimos 50 años” a tenor del aumento de la esperanza de vida y otros asuntos que tienen que ver con la maternidad a “edades muy avanzadas”, además de cuestiones como la maternidad subrogada.

“Todos estos asuntos hacen necesario que el médico tenga unos valores y los aplique”, destaca el responsable del XIII Congreso de Bioética que se inaugura esta tarde en Burgos bajo el lema  ‘Eudaimonía: valores y plenitud de vida’.  “Vemos como han aparecido problemas nuevos que demandan una revisión de la actividad médica”, aclara.

La bioética es una asignatura obligatoria u optativa dependiendo de facultades de Medicina y todos los médicos residentes llevan a cabo un curso de bioética en el momento en el que comienzan su MIR teniendo en cuenta que “la medicina no es solo una cuestión técnica” sino una ciencia en la que “los valores tienen mucho que decir”.

El Colegio Oficial de Médicos de Burgos participa de forma activa en el XIII Congreso Nacional de Bioética que cuenta con la presencia de expertos en la materia como Jesús Conill y Diego Gracia.