Repullo deja claro que la formación y la investigación de los profesionales médicos es clave para aumentar la calidad de vida y la supervivencia de los pacientes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Burgos, 5 de mayo de 2022. 

José Ramón Repullo Labrador, profesor y Jefe del Departamento de Planificación y Economía de la Salud de la Escuela Nacional de Sanidad (Instituto de Salud Carlos III)- destacó hoy en Burgos que la formación y la investigación de los profesionales médicos es y seguirá siendo clave para aumentar la calidad de vida de los ciudadanos del siglo XXI, y el principal agente de aumento de supervivencia en enfermedades como el cáncer. “Un diagnóstico temprano podría cambiar la tasa de supervivencia de cáncer a los cinco años de diagnóstico del 15 por ciento al cien por cien”, apostilló.

Una de las voces más respetadas en España en materia de sanidad, Repullo se desplazó hasta la capital burgalesa para ofrecer una conferencia magistral titulada ‘La Revitalización de la Comunidad Científica y Profesional Médica como factor de motivación y sostenibilidad’ en el marco de la presentación de la recién creada Fundación Científica del Colegio de Médicos de Burgos. 

Repullo Labrador expuso ante los asistentes la realidad por la que pasa la sanidad a nivel mundial y el papel que juega en ella la tecnomedicina. Así, hizo un repaso por los principales cambios que se han desarrollado en los últimos cien años en materia sanitaria con los logros conseguidos y la realidad económica y social pareja a estas situaciones.

“Es posible que los médicos no sepamos explicar qué nos está pasando porque desde 2008 no hemos vivido ninguna vaca gorda en sanidad”, aclaró el ponente, quien expuso en su conferencia los datos y la realidad que ha aportado la tecnomedicina que “demanda mayores recursos” que permitan sacar adelante la sanidad en países como en España. “Necesitamos una base sólida para que el edificio sanitario aguante lo más posible”, aclaró Repullo.

En este punto, dejó claro que la formación del colectivo médico seguirá siendo esencial, al igual que la alfabetización de los pacientes y la comunicación con los mismos, además del aumento de recursos por parte de los gobiernos y ministerios de turno para poder garantizar la calidad asistencial y la motivación de los profesionales médicos. 

Evitar la temporalidad de los médicos más jóvenes

En su turno de palabra, Repullo Labrador también demandó que se trabaje para evitar la temporalidad de los médicos más jóvenes que es una de las mayores preocupaciones que existen en la realidad y una de las que entiende, «más preocupantes» y que se ha tomado como algo normal. Asimismo, reclamó unos sueldos «dignos» para el colectivo médico.

Una fundación que echa a andar

El salón de actos del Colegio de Médicos de Burgos acogió esta tarde  una presentación de la Fundación Científica del Colegio de Médicos de Burgos a los colegiados y personal sanitario de la provincia. Un encuentro que sirvió para poner de nuevo sobre la mesa la necesidad que tienen los profesionales médicos de contar con un instrumento que garantice su formación y les motive en su trabajo y práctica médica.

El presidente de la Fundación Científica, Joaquin Fernandez de Valderrama, fue el encargado de dar la bienvenida a los presentes, y recordó la importancia de un proyecto que “puede ser un logro para todos los médicos de Burgos y provincia en docencia e investigación”, y que cuenta con el aval de la comunidad científica y empresarial de la ciudad, como se constató en el acto de presentación que tuvo lugar en el mes de marzo en la capilla de los Condestables de la Catedral de Burgos.

La directora de la Fundación, Esther Cubo, fue la encargada de describir los principales objetivos de una fundación que busca hacer frente a los grandes retos sociales, y a los que se enfrenta, en concreto el colectivo médico. “Nos enfrentamos a grandes cambios, parejos a la sociedad, y en ellos hemos de trabajar para que nuestros médicos tengan todos los conocimientos que les permitan mejorar la calidad asistencial”, apostilló Cubo.

“Somos muy ambiciosos y esperamos dar resultados que puedan ser visibles muy pronto”, aseveró la directora de la Fundación Científica del Colegio de Médicos de Burgos.

Los responsables de las Comisiones de Formación y Comunicación, Miren Elizari y José Herrero, ofrecieron a los presentes las principales líneas de trabajo de las tres comisiones que vertebran la Fundación: Formación, Docencia y Comunicación. Todo el trabajo y las actividades que se vayan realizando podrán consultarse en la web del Colegio de Médicos (www.combu.es) y https://fundacioncombu.com/

En este punto, se avanzó que el Colegio acogerá unas nuevas aulas de simulación para poder atender las necesidades del colectivo médico. “Vamos a estimular al profesional en todos los campos, y también en la investigación”, aseveró Juan Valencia. 

La Fundación Científica del Colegio de Médicos de Burgos echa a andar con el ánimo y objetivo de  motivar a los profesionales médicos en su labor investigadora y formativa.