La Catedral de Burgos acoge la presentación de la Fundación Científica del Colegio de Médicos de Burgos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
mak_2111

La Catedral de Burgos acogió  la presentación  de la Fundación Científica del Colegio de Médicos de Burgos, que nace con el objetivo de fomentar la investigación, la formación del colectivo médico y la divulgación de temas de salud a la población. 

La Capilla de los Condestables de la Catedral de Burgos- joya del Renacimiento y uno de los espacios más singulares de la se burgalesa que el pasado año cumplió 800 años de vida-fue el escenario elegido para la presentación en sociedad de la Fundación Científica del Colegio de Médicos de Burgos. Un escenario único que reunió a más de medio centenar de personalidades de la sociedad burgalesa y castellano y leonesa, además de a responsables médicos nacionales, para arropar a una fundación que “busca motivar a los profesionales médicos en su labor investigadora y formativa”.

El acto que contó con la presencia de los consejeros de Sanidad y de Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alejandro Vázquez, y Ángel Ibáñez, respectivamente, estuvo presidido además de por ellos- por el presidente del Colegio de Médicos de Burgos, Joaquín Fernández de Valderrama; el arzobispo de Burgos, Mario Iceta; y el responsable del Cabildo de la Catedral de Burgos, Vicente Rebollo.

Una fundación que busca motivar a los profesionales médicos

En su discurso, el principal impulsor de la Fundación Científica Joaquín Fernández de Valderrama, destacó el “gran proyecto” que ve la luz tras años de trabajo en “unos duros años de pandemia que han sacado lo mejor de la profesión médica poniendo sobre la mesa valores como la solidaridad, cooperación, ayuda, vocación y compromiso”. 

Así lo destacó Fernández de Valderrama quien recordó cómo esos años de pandemia “han fortalecido más si cabe el contrato que todos los médicos tenemos con la sociedad y la población”. Un contrato que ha llevado al Colegio de Médicos, explicó, a trabajar en la creación de una fundación que hará posible que los facultativos puedan seguir formándose y desarrollando su labor científica e investigadora. 

“Una gran propuesta”, recordó el presidente del Combu que aunará la participación de otras fundaciones, el mundo universitario, empresas; y que sobretodo “ busca integrarse en la comunidad científica burgalesa” para establecer “sinergias y alianzas” que permitan avanzar a la profesión médica en los retos que la ocupan. 

“Poder compatibilizar el trabajo asistencial con la formación e investigación” es el foco de una fundación que se presentó en la tarde del lunes 14 de marzo en la seo burgalesa acompañada de colegios “hermanos” y con la presencia de responsables del Consejo General de Médicos y de los Colegios de Médicos de Castilla y León.

“Para curar hay que investigar”

La Dra Esther Cubo, neuróloga del Hospital Universitario de Burgos, con amplia experiencia en trabajos de investigación a nivel nacional e internacional en Neurociencias y docente de la Universidad de Burgos, asume el cargo de directora de esta fundación.  

En su discurso, indicó que la creación de la Fundación Científica del Colegio de Médicos de Burgos tiene entre sus principales cometidos dotar al profesional médico de los medios formativos e investigadores que necesita y va a necesitar de cara al futuro” para ofrecer la mejor  calidad asistencial”. Así, recordó que “para curar hay que investigar”, y tendió la mano a la comunidad científica burgalesa presente en el acto para desarrollar grupos de investigación en las tres comisiones puestas en marcha desde la Fundación para poder mejorar “temas de interés relaciones con la salud”.

“Somos ambiciosos, y no nos falta ambición para mejorar la formación y calidad de vida de nuestros pacientes”, aseveró Cubo.

Apoyo institucional

El acto contó con la presencia y el apoyo de la Junta de Castilla y León. En palabras del consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, quien elogió la creación de una “fundación que proporcionará herramientas en una sociedad que exige el máximo grado de profesionalidad a los profesionales médicos”. Una realidad formativa e investigadora que se ve más necesaria que nunca cuando se cumplen dos años de una “una crisis sanitaria que ha corroborado el papel tan importante que tienen las personas y que han hecho mella en nuestro quehacer profesional”, sentenció el consejero del ramo quien animó a los profesionales de la Medicina a  motivarse para avanzar en su campo y  en la calidad a los pacientes y ciudadanos.

Por su parte, el consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez, recordó que el nacimiento de la Fundación coincide en el tiempo con los dos años de declaración del Estado de Alarma. Un momento crucial para la sociedad española y en el que se perdieron cientos de vidas, pese al esfuerzo de los profesionales sanitarios. 

Asimismo, destacó que “no es casual” que la Fundación vea la luz en Burgos- y pueda servir de espejo a otros colegios profesionales- ya que estamos, dijo, “en una tierra innovadora”, en la que la investigación juega un papel importante.

El acto estuvo conducido por el vicepresidente del Colegio de Médicos de Burgos y patrono de la Fundación, José Herrero, quien recordó en su intervención la importante labor científica y cultural desarrollada en los tiempos de creación de la Capilla de los Condestables. Precisamente, en ese mismo espacio, volvió a sonar el órgano más antiguo de la catedral de la mano del músico y organista Guilermo Díaz, quien puso la nota artístico-histórica con dos piezas de gran belleza musical

 

El vídeo íntegro del acto https://www.youtube.com/watch?v=fgXvrmoXGcg

 

Toda la información de la Fundación y sus objetivos estarán disponible en 

 (https://fundacioncombu.com/)