Médicos de Área piden cambios para mejorar la atención en las zonas rurales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
diseno_sin_titulo_11

La Agrupación de Profesionales de Área de Castilla y León (Ameacyl) pone de manifiesto la complicada situación por la que pasa Atención Primaria, especialmente en el medio rural ante la imposibilidad de la atención en consulta por el médico o enfermera de referencia durante todos los días en que estén programadas. 

Así lo han subrayado en un comunicado remitido al Colegio de Médicos de Burgos en el que, la asociación fundada en 2018 y que integra a los profesionales de área vinculados a los Centros de Salud de Castilla y León, en el que presentan las conclusiones de un profundo análisis del sistema sanitario de Castilla y León, en el que se han objetivado las dificultades de la asistencia en Atención Primaria.

En este sentido, exponen dificultades relevantes en la cobertura sanitaria de los núcleos rurales, ante la imposibilidad de la atención en consulta por el médico o enfermera de referencia en todos los días en que estén programadas. Ello es debido a que dichos profesionales deben realizar guardias en sus Centros de Salud (atención continuada), razón por la que deben descansar al día siguiente y que no hace posible la atención de aquellos pacientes que tengan citados en su consulta, retrasando de esta manera la asistencia o delegando la actividad en otro profesional que pueda no conocer al paciente, como si lo conocen sus profesionales de referencia.

Así, exponen que «se trata de un importante y frecuente problema en el seguimiento del paciente que afecta directamente a la calidad de la asistencia dentro y fuera del horario de consulta, y que nos preocupa como profesionales sanitarios». Así, creen que su solución, una vez analizados los datos, «sería el desarrollo o aplicación de modelos de gestión de personal similares a los ya vigentes en otros servicios sanitarios a través de la reordenación de funciones, lo que evitaría los días sin consulta de los médicos y enfermeras de referencia por los citados descansos, con lo que se mejoraría la calidad asistencial prestada tanto en las consultas habituales como en la atención dentro del horario de urgencias de la Zona Básica de Salud, pasando a ser un tipo de asistencia sanitaria realizada por personal específico de Atención Continuada».

De esta forma, se daría solución a las cancelaciones de consultas por este motivo y se facilitaría la programación de la actividad laboral de los profesionales, generando puestos de trabajo más atractivos para los nuevos médicos y enfermeras en Castilla y León, en un momento de gran déficit de profesionales.