El Colegio de Médicos de Burgos pide responsabilidad ante el 8M y solicita que los actos sean simbólicos y virtuales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
diseno_sin_titulo_15

BURGOS, 2 de marzo de 2021. El Colegio Oficial de Médicos de Burgos hace un llamamiento a la responsabilidad para que el próximo 8 de marzo la ciudadanía tenga en cuenta que “por encima del derecho de manifestación se encuentra el derecho a la protección de la salud”. Por ello, recomienda que los actos sean simbólicos y virtuales para evitar la aglomeración de personas en las calles, con el consecuente peligro que esta situación puede entrañar. 

Así lo reafirma la Junta Directiva del órgano colegial burgalés ante la proximidad del Día de la Mujer y la convocatoria de manifestaciones en muchos puntos del país. Una situación que a juicio de los responsables del Colegio de Médicos de Burgos debe de apartarse “este año 2021”, por lo que recomienda que los actos reivindicativos sean simbólicos para poder ayudar a la erradicación del Covid19 de las calles y ciudades de España.

En este sentido, el presidente del Combu, Joaquín Fernández de Valderrama, apela “al sentido común” de todos y cada uno de los ciudadanos que desde hace meses cumplen con las normas que buscan una normalidad social que aún no se ha conseguido. Asimismo, anima a asociaciones y colectivos a ajustar “esos actos a citas virtuales” para evitar aglomeraciones de personas que “podrían dar al traste con el trabajo de los últimos meses no solo en Burgos, sino en el resto del país”.

El Colegio de Médicos de Burgos apoya las  acciones y reivindicaciones en este sentido, pero hace un llamamiento a que éstas se realicen de forma simbólica o virtual este 2021 para evitar situaciones que puedan ayudar al virus a propagarse de nuevo y a colapsar las UCIS de los hospitales de la provincia y región.

No se puede volver atrás

“No podemos volver a atrás por situaciones que ya conocemos. Sabemos que el virus se propaga por contacto. Evitemos éste”, apostilla Fernández de Valderrama, quien reconoce que sería “poco lógico” tirar por la borda el trabajo que llevamos haciendo desde hace un año. 

Precisamente, el Combu recuerda a la sociedad que cientos de sanitarios, entre ellos muchos médicos de la provincia, llevan 365 días de lucha ininterrumpida contra  SARS-CoV-2. Cientos de profesionales que se encuentran agotados física y mentalmente, y que tras doblegar tres olas de forma casi ininterrumpida no podrían hacer frente a una cuarta por situaciones que pueden evitarse. 

Así, recuerdan que reunir a muchas personas en una situación de altísimo riesgo sanitario sería una irresponsabilidad inaceptable después de un año de lucha contra un virus que ha causado y sigue causando mucho dolor, y que se ha cobrado la vida de miles de españoles. 

“Ojalá el próximo 2022 sea un año de normalidad, pero para ello, este 2021 tenemos que ser prudentes en todos los sentidos y en todas las fechas”, aclaró Fernández de Valderrama.