Ingeniería de la Salud, un actor necesario para mejorar el sistema y que se imparte desde septiembre en Burgos

El Hospital Universitario de Burgos acogió hoy lunes la presentación del nuevo Grado en Ingeniería de la Salud, que impartirá la Universidad de Burgos a partir del mes de septiembre. En el acto participaron los consejeros de Sanidad y Educación, Antonio María Sáez y Fernando Rey, respectivamente; el rector de la UBU, Manuel Pérez Mateos, el gerente del HUBU, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso, y el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Burgos, Joaquín Fernández de Valderrama, además del presidente de FAE, Miguel Ángel Valdivielso.

Los presentes coincidieron en señalar el momento de “histórico”, a tenor de la gran importancia que tiene y tendrá para la salud la implantación de un “grado novedoso” que se presenta como uno de los “más demandados” y necesarios. Así lo explicó Pérez Mateos quien destacó que el objetivo pasa por “formar profesionales capaces de trabajar en técnicas que aporten aplicaciones para la práctica e investigación clínica, que utilicen la inteligencia artificial, la telemedicina, la robótica médica y la instrumentación, especialmente en el tratamiento de indicadores clínicos y biológicos para mejorar diagnósticos y tratamientos”.

En concreto, el grado supondrá un “extra” para la Medicina y para la salud, que los egresados serán científicos, sanitarios y tecnológicos, expertos en informática, Big Data e Inteligencia Artificial.

Según informaron fuentes de la UBU, se trata de una titulación, que responde a la demanda social y del mercado de trabajo, enmarcada en las llamadas titulaciones 4.0. "Empresas y servicios de salud piden este tipo de formación y a fecha de hoy es bastante escasas, por eso elegimos solicitar a la Junta la impartición del mismo. En la actualidad solo las universidades de Málaga y Sevilla imparten en España Ingeniería de la Salud" apostilló el rector.

Entre los provinciales argumentos para la puesta en marcha de la nueva titulación se encuentra la escasez de recursos humanos especializados para llevar a cabo proyectos relacionados con las aplicaciones en Medicina de las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial o el Big Data. En este escenario, los expertos “garantizan”  salidas profesionales tanto en hospitales, universidades, centros de investigación, fabricación de equipos médicos, y demás.

Serán 40 las plazas ofertadas, con una formación eminentemente experimental, más del 50% de los créditos del plan de estudios son de carácter práctico, aseguró Pérez Mateos quien agradeción la participación y asesoramiento a la hora de elaborar este plan de profesionales del HUBU, del Colegio de Médicos de Burgos y las universidades de Málaga y Sevilla, además de la importante colaboración de la Cofradía de la Concepción y de la Consejería de Sanidad para la realización de las prácticas.

Por su parte, Fernández de Valderrama dejó clara la la predisposición del colectivo que representa para participar ya que “El HUBU y sus profesionales necesitan a la universidad, tanto como la universidad necesita a estos profesionales”.

 

Comparte esta noticia