EL CGCOM desaconseja la realización de tests diagnósticos de COVID-19 en farmacias

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) no es favorable a la realización de tests diagnósticos de COVID-19 en las farmacias y otros establecimientos del ámbito de la salud. Ante las propuestas de algunas Comunidades Autónomas a este respecto, el CGCOM considera que estas medidas no cuentan con el aval científico y profesional necesario y pueden generar más confusión entre la población y mayor sobrecarga en Atención Primaria.

Es importante remarcar que los tests de antígenos rápidos requieren una indicación clínica, y la realización previa de un frotis nasofaríngeo con la técnica correcta por parte del personal sanitario competente legalmente para ello y entrenado en la técnica.

Debe garantizarse una coordinación y un diagnóstico clínico. El test se tiene que indicar en coordinación estrecha con los servicios de salud y salud pública y especialmente importante, se tiene que determinar quién se responsabiliza de un positivo y las instrucciones a los pacientes.

Además, los resultados con dicha técnica solo están validados para el diagnóstico de personas sintomáticas los primeros cinco días, es decir, personas altamente contagiosas, por lo que su asistencia a una farmacia está claramente desaconsejada por el alto riesgo de contagio en dichos espacios, debiéndose reforzarse tanto en número, personal y medidas de seguridad, los espacios habilitados al efecto.

En relación con los test serológicos cabe remarcar que estos van a depender mucho de la sensibilidad y especificidad para que tengan un valor epidemiológico en cribados masivos y podría, incluso, llegar a ocasionar problemas de saturación tanto en farmacias como en hospitales o centros de Primaria.

Respecto a los test de antígenos, la corporación considera que son pruebas que deben ser prescritas siempre por un/a médico/a y deben realizarse en el entorno asistencial adecuado para ello, como es el entorno clínico. Este planteamiento puede provocar que un resultado negativo se perciba por el paciente como una falsa sensación de seguridad y protección.

Por todo ello, el CGCOM reitera la necesidad de implementar medidas en las que hay consenso, pero no suficiente acción como es la vigilancia epidemiológica (“rastreos” incluidos) y el reforzamiento de la Atención Primaria y su conexión con el sistema de Salud Pública, dos focos claros de problemas por omisión de actuaciones necesarias. Estas son algunas de las conclusiones de la Comisión Asesora COVID-19-OMC para afrontar y controlar la segunda ola de esta pandemia, plasmadas en su décimo informe y que puede consultarse aquí.

Comparte esta noticia