Sánchez Bernal apuesta por “globalizar” la Historia Clínica Electrónica’ y “dar protagonismo” al paciente

BURGOS, 18 DE ABRIL. El Jefe de Servicio de la Unidad de Gestión Sanitaria de la Red de Salud Mental de Álava de Osakidetza, Rafael Sánchez Bernal, apostó hoy en Burgos por “globalizar” la historia clínica electrónica de los pacientes para que “se pueda atender del mismo modo en el País Vasco, en Castilla y León y en Andalucía” al contar con un documento digital único que aúna toda la vida médica de una persona.

Así lo explicó en una charla impartida en el Colegio de Médicos de Burgos titulada ‘Historia Clínica Electrónica’ en la que aseveró que “es un error hablar de historia clínica electrónica” sin contar con el paciente. “La historia del presente y del futuro ha de contar con el paciente y que sea éste quien sume o aporte datos de consultas de la privada”, advirtió.

En este sentido, el facultativo consideró fundamental “contar con la participación del paciente” para que el ciudadano se pueda relacionar de forma directa con el médico y “para que los médicos puedan mandar mensajes o alertas al paciente”.

LA HISTORIA CLÍNICA IDEAL

En un momento en el que las historias clínicas dependen de los sistemas de salud regionales, “y son diferentes dependiendo de la región en la que un paciente se encuentre y nunca es información compartida”, el doctor Sánchez Bernal abogó por “contar con un sistema global que permita que si una persona sufre un accidente en otra región a la suya pueda ser atendido en base a esa historia clínica”. “Si una persona es atendida en un hospital de fuera de su ciudad y es alérgico a un medicamento, puede ser atendido mal si no se cuenta con esa historia clínica global”, aclaró.

En este marco, destacó que también se ha de atender a una atención con el paciente que “cada vez es menos presencial” y que, de cara al futuro, “mirará a esas nuevas tecnologías” para que la relación médico-paciente sea, si cabe más directa.

“A estas horas están cerrados todos los ambulatorios y sin embargo el paciente tiene necesidades y eso se ha de atender a través de esa historia clínica más personalizada”, añadió. Por último, el doctor Bernal abogó por una mayor relación entre Primaria y Especialidades para que “se puedan resolver dudas a través de la historia clínica sin tener que esperar los 20 o 30 días de la lista de espera”.

EN 5 AÑOS

El facultativo entiende que este proceso de digitalización de la historia del paciente “se podrá extender en España” y en regiones como en Castilla y León en el plazo de cinco años. “Tiempo suficiente” para que los gestores de las autonomías vean “las ventajas” de compartir programas de seguimiento de pacientes y alertas que hablan de antecedentes familiares o personales. Todo será posible, aclaró,  cuando España disponga de una historia clínica socio compartida.

 

 

Comparte esta noticia