La ansiedad y el estrés, trastornos comunes entre los médicos residentes

BURGOS, 14 DE JUNIO, 2018. El Hospital Universitario de Burgos acogió hoy la jornada ‘La Salud del Médico Residente’ en la que se puso sobre la mesa algunos de los problemas de salud que sufren los profesionales de la Medicina desde los primeros años del ejercicio profesional y que se centran en casos de estrés y ansiedad en la mayor parte de los casos. Una jornada que contó con el patrocinio de Laboratorios Almirall.

El salón de actos del HUBU fue el espacio elegido para desarrollar una jornada que contó con la presencia del director gerente del HUBU, Miguel Angel Ortiz de Valdivielso; la directora Médica del Hospital Universitario de Burgos, Maria del Carmen Rodriguez Pajares.; el presidente del Colegio de Médicos de Burgos, Joaquín Fernández de Valderrama Benavides; el psiquiatra responsable del PAIME, Félix Martín Herguedas, y Maria Pau González, doctora en Psicología de la Fundación Galatea.    

A lo largo de dos jornadas, los médicos más jóvenes del complejo asistencial burgalés podrán conocer cómo la actividad laboral es un factor de importante relevancia para la salud de las personas. La tarea de los profesionales sanitarios que a su vez es clave para el cuidado y el bienestar de los ciudadanos, es compleja y no siempre fácil de gestionar.

En el periodo de la residencia en concreto, las dificultades de adaptación y de adecuación a los nuevos retos y al ejercicio del rol profesional, puede ser un motivo de estrés y de malestar psicológico.  

Desde la Fundación Galatea, que trabaja para mejorar la salud de los profesionales sanitarios, se considera fundamental que en esta etapa se identifiquen los factores y las estrategias que es necesario tener presentes para el cuidado de la propia salud, la prevención del estrés y la promoción de un desarrollo profesional potenciador de bienestar.

En este sentido, Fernández de Valderrama aseveró la importancia que tiene esta jornada, y posterior taller, en un momento en el que “se ha detectado como la etapa MIR es un momento de riesgo en la salud de los médicos”. Así se pone de manifiesto en el programa PAIME, expuso, donde el porcentaje de médicos atendidos es mayor en el caso de los médicos residentes.

En esta línea, explicó que “el médico a lo largo de su carrera está expuesto a un importante grado de estrés laboral” en un sistema sanitario en el que se imponen las prisas con patologías complicadas, guardias intensas y un nivel muy alto de exigencia.

Realidades todas ellas que inciden de forma directa en la salud de los profesionales sanitarios, y que en ocasiones deriva en cuadros de estrés, ansiedad o adicciones como ponen de relieve los estudios consultados desde el Colegio de Médicos de Burgos.

El estado de la salud del médico residente centró la ponencia de la doctora Pau González que analizó el Programa de Atención al Médico Enfermo y puso de manifiesto como los colegios profesionales detectan “que hay médicos con denuncias por mala praxis que presentan problemas de ansiedad y adicciones”.

Así, destacó como diversos estudios ponen de relieve cómo en los médicos residentes se dan más casos de estrés y de ansiedad, y en muchos casos se ve “un aumento del uso de psicofármacos” a medida que aumentan los años de residencia de los médicos.

Del mismo modo, el estudio pone de manifiesto que muchos profesionales de la Medicina duermen menos de ocho horas a lo largo de su periodo de residencia lo que “pone en peligro” su propia salud y la de sus pacientes. Una realidad que obliga a los profesionales a revisar su modo de vida y sus hábitos en aras a tener un mayor bienestar.

 

PAIME

Cuando un médico enferma, es esencial que tome conciencia de su propia enfermedad antes de llegar a situaciones extremas, y que cuente con las garantías suficientes de recibir una buena atención. El PAIME facilita la superación de las barreras que impiden al médico verse como paciente y le facilita el acceso a una atención sanitaria de calidad y especializada en caso de enfermedades relacionadas con trastornos psíquicos y/o conductas adictivas. La atención personalizada, la discreción, la flexibilidad en el tratamiento y el apoyo profesional especializado se acomodan a las características de cada paciente. Desde la atención individual, grupal o familiar, hasta la adaptación de horarios y asistencia en vacaciones. Además de la asistencia sanitaria, el PAIME también proporciona atención social, apoyo legal y asesoramiento laboral. El PAIME sigue las experiencias similares de otros países, especialmente en Estados Unidos, Canadá y Australia, que muestran cómo los programas específicos para médicos obtienen mejores resultados que los servicios destinados a la población en general, tanto por el menor número de abandonos como por un nivel superior de rehabilitaciones.

Tienen derecho a recibir la asistencia del PAIME todos los médicos colegiados y en activo, es decir, que no estén en situación de invalidez o de jubilación, dado que el Programa se creó para que los médicos con problemas psíquicos y/o adictivos pudieran volver a desarrollar su tarea profesional en las mejores condiciones y con las máximas garantías para sus pacientes. El acceso se realiza a través del colegio de médicos llamando al nº de teléfono PAIME existente en cada Colegio. La llamada se derivará al responsable colegial del PAIME colegio con las máximas garantías de confidencialidad del caso.

Clínica Galatea

La Clínica Galatea es el centro de desintoxicación y tratamiento de adicciones y trastornos mentales especializado en médicos y profesionales sanitarios. Nuestra experiencia de más de 2.000 profesionales tratados, los elevados niveles de adherencia y rehabilitación de nuestros tratamientos y nuestro compromiso con la investigación nos convierten en la referencia nacional e internacional en este tipo de tratamientos especializados.

 

 

 

Comparte esta noticia