El Estudio de Demografía Médica de Burgos alerta de la jubilación del 45 por ciento de los profesionales en activo en un plazo de 10 años

BURGOS, 22 de mayo de 2019

El 45 por ciento de los médicos activos de la provincia de Burgos tiene una edad superior a los 55 años. Esa misma proporción de colegiados es la que potencialmente se jubilará en un plazo máximo de 10 años. Así se desprende del Estudio de Demografía Médica de Burgos presentado hoy en el Colegio Oficial de Médicos de Burgos.

El estudio con los datos de la provincia de Burgos parte de los resultados del ‘Estudio Demografía Médica en Castilla y León’. Un trabajo que refleja la situación del colectivo profesional que engloba a cerca de 15.000 médicos colegiados en las corporaciones de las nueve provincias de la región, y que ha sido impulsado por el Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León, y presentado hace unos meses en las Cortes de Castilla y León.

En relación a la provincia de Burgos, el estudio pone de manifiesto cuestiones como que en próximos diez años se podrán jubilar 643 médicos en la provincia de Burgos. Asimismo, observa que las especialidades más envejecidas, se encuentran: Medicina Familiar y Comunitaria con una edad promedio de 54 años, Ginecología (51 años) y Cirugía General (50 años).

En cuanto a la distribución general de los facultativos, estima que en enero de 2019 hay 1934 médicos colegiados en la provincia de Burgos. Un dato que se corresponde con el 13 por ciento del total de médicos colegiados en Castilla y León y al 0,8 por ciento de toda España. En concreto, Burgos aglutina al 14,8 por ciento de los profesionales médicos de la región.

400 médicos por cada mil habitantes

En relación a la proporción de médicos activos (incluyendo a los colegiados MIR), sobre el total de colegiados de Burgos, es del 83,1 por ciento. Se trata de una proporción un punto superior a la regional, que es del 82 por ciento e inferior a la nacional, que es del 88 por ciento.

Burgos cuenta con una densidad poblacional de 25,5 por ciento hab/km2. Así,  cuenta con 400 médicos activos por cada 100.000 habitantes (excluyendo a los colegiados MIR). Esta cifra, es inferior a la observada en toda la comunidad, en donde es de 447 x 100.000  habitantes (con una densidad poblacional de 26 hab/km2).

Dos de cada tres médicos de Burgos, mujeres

Siguiendo la tendencia de toda la Comunidad, la distribución de los profesionales por sexo, evidencia una clara feminización de la profesión médica. Dos de cada tres colegiados menores de 55 años son mujeres.

Con esta distribución, se ve necesario prever en las plantillas de personal, el impacto de bajas por maternidad, incapacidades que puedan estar relacionadas con el embarazo y reducciones de jornada durante periodos de embarazo y lactancia para asegurar la presencia del personal necesario, para una correcta prestación de servicios.

Dentro de las especialidades más feminizadas, se encuentran algunas de alto impacto como Obstetricia y Ginecología (68 por ciento), Pediatría (63 por ciento), Medicina Interna (61 por ciento) y MFYC (59 por ciento). Todas consideradas como especialidades “básicas” por su alta frecuencia de uso e intensidad de uso.

Reposición insuficiente

La reposición de profesionales por el recambio generacional, en especialidades

como Neumología (0,91) y MFYC (0,27) será insuficiente en los próximos diez años. Asimismo, en otras especialidades como Ginecología (1,00), Cirugía General (1,11), Anestesiología (1,18), Psiquiatría (1,25) y Urología (1,25) existe un “discreto” equilibrio entre las jubilaciones esperadas y el no de profesionales a formar en la próxima década.

Al menos en 15 especialidades médicas, el número de especialistas que se formará en una década, superará el número de jubilaciones: Pediatría (2,5), Medicina Interna (1,33) y Traumatología (1,33) entre otras.

Jubilaciones

En cuanto a Atención Primaria, las jubilaciones de los profesionales de Atención Primaria en el próximo lustro, tendrán mayor impacto en el ámbito rural que en el urbano. En concreto, en los próximos cinco años, el 58 por ciento de los médicos de AP de áreas rurales de Burgos tendrá más de 65 años, frente al 48 por ciento de urbanas.

De forma paraleela, las jubilaciones de los Médicos de Urgencias Hospitalarias en los próximos 5, 10 y 15 años, reducirán las plantillas en un 17 por ciento, 35 por ciento y 45 por ciento respectivamente.

Por último, siguiendo la tendencia de la mayoría de provincias de Castilla y León, en Burgos, las jubilaciones de los pediatras en los próximos diez años tendrán mayor impacto en Atención Primaria que en Atención Hospitalaria.

 

Comparte esta noticia