El Combu anima al personal sanitario y a los ciudadanos a vacunarse contra la gripe para prevenir el contagio a grupos de riesgo

La Dirección General de Salud Pública pone en marcha la campaña de vacunación frente a la gripe que, para la temporada 2017-2018, a partir de hoy martes 24 de octubre. Una jornada en la que se inicia en toda la región una práctica que ayuda a evitar que la gripe pueda extenderse y que aminora complicaciones en aquellas personas que se encuentra entre los denominados ‘grupos de riesgo’, menores y personas mayores de 60 años, además de personas con enfermedades crónicas.

En esta edición 2017-2018, desde el Colegio Oficial de Médicos de Burgos se hace especial hincapié en la importante labor que juegan en la vacunación los trabajadores de los servicios públicos esenciales, así como el personal sanitario de los centros de salud y hospitales de la provincia de Burgos a se anima a vacunarse.

Así, recuerda a los trabajadores del área de salud “lo importante” que es vacunarse frente a la gripe para evitar contagios en el ejercicio de sus funciones y, por ende, la transmisión a la población de un virus que cada año se cobra la vida de decenas de personas durante los meses de invierno en España.

En este sentido, la doctora Ana Pueyo declara  que “la vacunación antigripal es incuestionable” al tiempo que remarca su importancia teniendo en cuenta que “protege tanto a nivel individual como de grupo”. “La vacunación es buena ya que no hay argumentos científicos en contra”, añade la facultativa que entiende que “los beneficios son para todas las edades”.

“Lo que podemos afirmar es que si un paciente coge una gripe y ha sido vacunado con anterioridad, esa gripe es más leve que la que puede padecer la persona que no ha pasado por su centro de salud”, añade la neumóloga del Hospital Universitario de Burgos que aconseja la vacuna “a todos los enfermos y pacientes de enfermedades respiratorias y cardiacas, además de a embarazadas y personas que quieran hacerlo para prevenir”. 

En cuanto al papel que juegan las personas en contacto con enfermos y edad avanzada, la doctora Pueyo cree que “es muy importante que estas personas se vacunen” frente a la gripe para no contagiar a personas en edades o situaciones de riesgo. “Esto es algo que en Estados Unidos no sucede donde para trabajar en los hospitales hay que estar vacunado contra la gripe”, lamenta.

Campaña de vacunación

En Castilla y León la vacunación antigripal se recomienda partir de los 60 años y en los menores de esa edad pertenecientes a grupos prioritarios para recibir esta vacunación: personas que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe, personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones y trabajadores en servicios públicos esenciales.

A medida que avanza la edad, la respuesta a la vacunación se hace progresivamente menor, por lo que a partir de los 65 años la vacuna que se ofrece en esta campaña es de “inmunogenicidad reforzada”, es decir, que produce una mayor respuesta inmune que las convencionales.

La Organización Mundial de la Salud emite cada año la recomendación sobre la composición que debe tener la vacuna en cada temporada. Esta composición suele variar conforme varían los virus circulantes, por lo que es necesario que las personas se vacunen todos los años para estar correctamente protegidas.

 

Comunicación Colegio Oficial de Médicos de Burgos 
Lidia Sierra Ausín
lidisierra@bu5comunicacion.es
BU5 COMUNICACIÓN. 635 22 74 04
 
 
 
 

 

Comparte esta noticia