Burgos presenta a los interlocutores policiales que habrán de vehiculizar las agresiones a sanitarios

El comandante de la Guardia Civil, Herminio Manrique Alonso, y el jefe del Grupo de Seguridad Privada de la Comisaría Provincial de Burgos, Antonio Salguero, son los interlocutores policiales que habrán de mantener una comunicación “permanente” con las autoridades sanitarias de la provincia de Burgos con el ánimo de llevar a cabo la instrucción sobre medidas a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud.

 

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz, acompañado del delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández-Mardomingo, presentó en rueda de prensa a los Interlocutores Policiales Territoriales Sanitarios en la provincia de Burgos minutos después de hacer lo propio a los representantes de los Colegios Oficiales de Médicos y de Enfermería de Burgos.

 

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Burgos, Joaquín Fernández de Valderrama, aplaude la creación de esta figura que reconoce “será de gran ayuda” para concienciar a la sociedad de la “tolerancia cero” que hay que tener frente a las agresiones a los profesionales de la salud. Así, anima a los profesionales a “denunciar” cualquier tipo de agresión, tanto verbal como física, en un momento de “repunte” de este tipo de actuaciones.

Así lo puso hoy de manifiesto el responsable del órgano colegial burgalés que entiende que hasta el momento “ha existido un vacío” a tenor de que “no se han contabilizado todas las agresiones porque muchos médicos no lo han comunicado” a los colegios o no lo han denunciado. En este marco, entiende que el registro de agresiones que ahora se inicia ayudará a contabilizar los casos.

Fernández de Valderrama considera que “el profesional se ha de sentir seguro cuando sufre una agresión”, por lo que recuerda a los médicos que puedan padecer este tipo de situaciones que los colegios se presentarán como acusación personal para refrendar las denuncias y endurecer las penas a los agresores.

Del mismo modo, el Colegio identifica los centros rurales y aislados como puntos “vulnerables” a las agresiones, al tiempo que destaca a Psiquiatría, Urgencias y Atención Primaria como las especialidades con más casos de este tipo. En Burgos, el mayor número de agresiones se producen en las consultas de Urgencias 24 horas del Centro de Salud de San Agustín.

 

Comparte esta noticia